Berry Taller de Dulces.

En su obrador de Jaén apuesta por una pastelería artesanal realizada con técnicas modernas y productos frescos de la zona para conseguir el mejor sabor.

Formados en las mejores cocinas
Cati García y Francisco Castro son el matrimonio detrás de Berry. Ambos se conocieron trabajando en el restaurante de Martín Berasategui y se formaron en la reconocida Escuela de Pastelería Espai Sucre mientras compaginaban las clases con sus trabajos en la pastelería de Betina Montagne y en ABaC, el restaurante de Jordi Cruz, respectivamente. Tras cosechar años de experiencia se lanzaron a abrir su propio local en Jaén, tierra natal de Francisco, donde han desarrollado una forma de trabajar la pastelería alejada de la pastelería industrializada, repleta de aditivos para ser más duradera y resistir la congelación.

Leer noticia completa aquí.