Hay quien prefiere instalar un candy bar en el que, además de golosinas, haya pasteles o macarons, pero todavía son muchas las parejas que optan por la tradicional tarta de boda para culminar la cena. Un postre con múltiples opciones al que no se resisten los más golosos. Y aunque Nikole Bayo, responsable de Martina de Zuricalday, la pastelería artesanal más antigua del País Vasco explicaba a HOLA.com que ellos recomiendan «combinar varios modelos de diferentes alturas para dar más juego, variedad y espectacularidad al momento de los postres», lo cierto es que en cuestión de dulces todo vale. Un ejemplo es este delicioso pastel de chocolate e higos que propone la influencer Delicious Martha y que podría convencer a cualquier pareja para su enlace.

Dicen que con el chocolate las medias tintas no existen: o lo amas o no te gusta. Este postre de Enza Di Piazza, de chocolate y frambuesa, es ideal para endulzar las bodas de otoño y dar un toque de color a la estación. Un dulce perfecto para parejas clásicas, que no quieren arriesgar demasiado.
Macarons, onzas de chocolate, frutas, mini pasteles… ¿Todo vale a la hora de decorar una tarta? La respuesta es afirmativa. Eso sí, para que la mezcla no resulte explosiva, es necesaria la mano experta de un repostero especializado en este tipo de recetas, como Adi Klinghofe, a la que siguen más de 248.000 personas en sus redes sociales. ¡Un postre solo apto para parejas atrevidas!